List Slider Demo - Jssor Slider, Slideshow with Javascript Source Code
En el Grupabagfm
juramentaron 57 alistados
GAT Nº5
ejecutó operación “Galgo 01-15” en Nueva Esparta
Gerente de
bienestar social del IPSFA dictó charla sobre los beneficios para sus afiliados
AMB y CATIC
reafirmaron acuerdos en sistema de armas K-8W
M/G Cruz
Arteaga asistió a reunión para preparativos de los 500 años de Cumaná y 95º Aniversario de la AMB
jquery photo gallery
Institutos Militares
Herramientas Electricas

Historia

RESEÑA HISTÓRICA DE LA AVIACIÓN MILITAR BOLIVARIANA


El 17 de abril de 1920, se decreta la creación de la Escuela de Aviación Militar y el día 10 de Diciembre de ese mismo año es el acto de instalación presidido por el Coronel David López Henríquez, con la participación de asesores de la firma francesa Farman. El Ejecutivo Nacional de esa época, preocupado por la superación y tecnificación de las Fuerzas Armadas Nacionales, contrata a la que parecía ser la más importante potencia militar y aérea de la época de entre guerras; la República de Francia, recibiendo no sólo personal instructor y técnicos sino también material aeronáutico. Es así como las primeras aeronaves utilizadas son el Caudron G-3 monomotor (1920) y posteriormente (1922) los hidroaviones G-4 bimotores como dotación de la Base-Escuela de Aviación Marítima de Punta Palmita en el Lago de Valencia. A esta dotación se le suma un Curtiss Norteamericano, un Macchi Italiano de 110 HP, un Salmson Italiano de 220 HP, y dos Hidroaviones Farman F-40 de 130 HP. Durante esta etapa inicial, la Aviación Venezolana recibe el aporte y experiencia de tres misiones aeronáuticas, la Francesa (1921 a 1929) y la Alemana (1930 a 1933) quienes traen los Hidroaviones Junkers Bremen, uno de los cuales, el "Bolívar" es utilizado para cumplir la primera misión de navegación aérea internacional en el Raid Maracay-Maracaibo-Santa Marta (Colombia), al conmemorarse el Centenario de la muerte del Libertador Simón Bolívar (17 de Diciembre de 1930).

De acuerdo con estos postulados la reestructuración de la aviación militar, llega la Misión Aeronáutica Italiana (1938-1940) constituida por el Tcnel. Ivo de Bittembeschi como instructor de bombardeo y el Mayor Oscar Molinari, como instructor de caza, quienes dan un significativo impulso a estas dos especialidades dentro de la incipiente tecnificación de la Aviación Militar Venezolana.

El 13 de Enero de 1944, llega al país y cobra vida la primera Misión Aeronáutica Norteamericana, con el objeto de realizar una evaluación del personal, equipos e instalaciones. El 11 de diciembre de 1945 a través de la Gaceta Oficial número 21.882 “se dispone lleve el nombre de Fuerza Aérea venezolana el arma conocida hasta hoy con la denominación Aviación Militar de Venezuela”, y el 22 de junio de 1946 a través del Decreto Ley Nº. 349, se termina de consolidar las Fuerzas Aéreas Venezolanas “constituida por las fuerzas activas de la aviación, sus reservas y fuerzas auxiliares cuando sean movilizadas”. Se inaugura por primera vez dentro de la composición organizativa militar venezolana la figura Comandancia General de Fuerza. Su primera sede fueron las instalaciones que se habilitaron en una casa situada entre las esquinas de Pineda a Cuartel Viejo Nº 50, donde funcionaba la Dirección General de Aviación.

Durante los años cincuenta, la ahora Fuerza Aérea Venezolana hizo posible la modernización adquiriendo los más actualizados aviones de combate de reacción y así sucesivamente pasaron a su inventario: aviones ingleses Caza-Bombarderos “Vampiro”, bombarderos “Venom” y los caza-bombarderos North American F-86F “Sabre Jet” y los bombarderos Canberras. Esta dotación de material aéreo le permitió a Venezuela estar a la cabeza del resto de los países latinoamericanos, lógicamente ser la pionera en esa época de estos adelantos tecnológicos. En este mismo tiempo también se reciben helicópteros Bell 47G y 47L; helicópteros Sikorsky S-51 Y S-55 Y aviones de entrenamiento primario Mentor T-34.

En la década de los sesenta se incorporan los interceptores North American F-86K, helicópteros Aloutte III, aviones de enlace Cessna 182; aviones ingleses de entrenamiento a reacción Jet Provost T-52.

El empuje del progreso llama otra vez a modernizarse, en el periodo de mil novecientos sesenta hasta la actualidad, la Aviación Militar comienza su proceso de desconcentración y descentralización de sus medios operacionales. De esta manera, se activan las Bases Aéreas Tte. Landaeta Gil en Barquisimeto (1964), Tte. Luis del Valle García en Barcelona (1965), Generalísimo Francisco de Miranda en Caracas (1966), General Rafael Urdaneta en Maracaibo (1971), Mayor Buenaventura Vivas Guerrero en Santo Domingo (1972), Tte. Manuel Ríos en Carrizales (1973), Tcnel. Teófilo Luis Méndez en Puerto Ordaz (1979) y el General José Antonio Páez en Puerto Ayacucho (1980), que sirven de soporte logístico-operacional a los sistemas de armas que proporcionan la vigilancia aérea del espacio territorial y marítimo de la República.

Poco después, la Comandancia General de la Aviación, ubicó su sede en la Base Aérea “Generalísimo Francisco de Miranda”, el 05 de diciembre de 1970, ubicación que tiene en la actualidad.

Es entonces, en los años setenta, que la FAV se enarbola como una de las fuerzas aéreas más importantes del hemisferio. Su inventario se carga de aviones de transporte táctico Lockheed C-130H “Hércules”, aviones de caza franceses Mirage IIIE, 5V y 5DV; aviones de caza canadienses CF5A y CF-5B; aviones de contra-insurgencia Bronco OV-10E, aviones de entrenamiento avanzado Rockwell Buckeye T-2D; helicópteros norteamericanos Bell UH-1D y UH-1.

Luego de todos estos esfuerzos la FAV siguió acelerando sus motores y llegó la década de los ochenta en la que recibe helicópteros ejecutivos norteamericanos Bell 412 Y 214; aviones de entrenamiento brasileños Tucano T-27; aviones de transporte táctico Aeritalia G-222; helicópteros tácticos franceses Súper Puma, aviones de entrenamiento acrobático Pitts; cazas multipropósito General Dynamics “Fighting Falcon” F-16 y los cazas franceses Mirage IIIE que fueron convertidos a la versión Mirage 50 posteriormente. También incorporan los aviones cisternas Boeing 707-200 en 1993, y a finales del 90 los importantes helicópteros Cougar.

Finalmente, en el siglo XXI, a la Fuerza Aérea venezolana se le asigna el nombre de Aviación Militar Bolivariana, como resultado de la integración de la nueva Fuerza Armada Nacional Bolivariana, sigue asumiendo el reto en pro de mejorar y modernizar sus sistemas de armas, como es el caso de la reciente adquisición de los modernos cazas de superioridad aérea SU-30MK2, fortaleciendo la flota de la cazas F-16; los Y-8 para transporte táctico incrementando la capacidad del C-130H; los helicópteros Mi-17, se incorporan a la flota de Súper Pumas y Cougars existentes; y los aviones de entrenamiento K-8W, además de los los Diamond DA-40 y 42 para la formación de pilotos militares.
Durante este período se decreta por orden del Comandante Presidente de la República Hugo Chávez Frías el 27 de noviembre fecha aniversaria de la nueva Aviación Militar Bolivariana. Todo esto y algunos aspectos más, le permiten seguir avanzando de cara hacia los nuevos tiempos y seguirse proyectando en función de garantizar la soberanía del espacio aéreo ejerciendo la defensa militar, apoyando en el orden interno y participar en el desarrollo nacional.
Ankara escortAnkara escort
Carta Mensual Al momento vía @AviacionFanb Afiche Ganador 2014
   
     

TEMAS DE INTERES

Carousel Infinito con Jquery

AVIACIÓN MILITAR BOLIVARIANA

                                   

ÁMBITO MILITAR

 
                              

ENLACES DE INTERES

                                                                        
Ankara escort